Inma Caballo

Residente en Lisboa desde 1997, acabo de aceptar un nuevo desafío laboral en la multinacional TAS (The Apartment Service) dedicada a la gestión de alojamiento corporativo, aunque sigo también dedicada a mi profesión de Web designer y SEO como freelancer.

Ser miembro de AMPEL no sólo me ha beneficiado profesionalmente por su poderosa red de contactos: la sensación de formar parte de una red de mujeres tan competentes y dinámicas ha enriquecido mi vida social y personal. Acepto con mucho entusiasmo mi nuevo papel en la Asociación, deseando que sea contagioso y que nuevas mujeres descubran también todo lo que AMPEL nos puede ofrecer.